5 de agosto de 2021

Nacional e Internacional

«Los emojis no son apolíticos de ninguna manera. Son políticos»

La nueva responsable del Subcomité de Emojis, Jennifer Daniel, quiere que estas imágenes representen conceptos relevantes a nivel mundial y que sean accesibles e inclusivos para todo tipo de personas. El de Papá Noel sin género y el de un hombre con velo de novia han nacido gracias a su lucha

Los emoji ya forman parte de nuestro lenguaje. La mayoría de las personas condimenta sus mensajes de texto, publicaciones de Instagram y vídeos de TikTok con pequeñas imágenes para ampliar sus mensajes, como la jeringa con un poco de sangre goteando al recibir la vacuna de coronavirus (COVID-19), las manos juntas en posición de orar (o de chocar esos cinco) como atajo para dar «gracias», una carita sonriente de mejillas rosadas con brazos abiertos para un abrazo seguro desde lejos. El actual catálogo de emojis incluye casi 3.000 ilustraciones que representan de todo, desde emociones hasta comida, fenómenos naturales, banderas y personas en diversas etapas de la vida.

Detrás de todos esos símbolos está Unicode Consortium, una organización sin ánimo de lucro de empresas de hardware y software que aspira lograr que el texto y los emojis sean legibles y accesibles para todo el mundo. Parte de su objetivo consiste en que todos los idiomas tengan el mismo aspecto en todos los dispositivos; un carácter japonés debe ser tipográficamente consistente en todos los sitios, por ejemplo. Pero Unicode es probablemente más conocido por ser el guardián de los emojis: lanzarlos, estandarizarlos y aprobar o rechazar nuevas opciones.

Jennifer Daniel es la primera mujer al frente del Subcomité de Emojis del Consorcio Unicode y una feroz defensora de los emojis inclusivos y reflexivos. Primero saltó a la fama por crear a Mx. Claus, la alternativa inclusiva de género a Santa Claus y la Sra. Claus; luego creó un emoji de una persona sin género que amamanta a un bebé sin género; y luego otro de un rostro masculino con velo de novia.

En la actualidad tiene la misión de adaptar los emojis a un futuro pospandémico para que sean lo más representativos posible. Eso significa asumir un papel cada vez más público, ya sea con su popular boletín (maravillosamente nerd) Substack, ¿Qué haría Jennifer? (en el que analiza el proceso de diseño de los próximos emojis), o invitando al público en general a describir sus dudas sobre los emojis y expresar si no son representativos o precisos.

«Aquí no hay precedentes», asegura Daniel sobre su trabajo. Y eso es apasionante no solo para ella, sino también para el futuro de la comunicación humana. Hemos hablado con ella sobre cómo ve su papel y el futuro de los emojis.

¿Qué significa presidir el Subcomité de Emojis? ¿Qué es lo que hace usted?

No es nada sexy. [risas] Tiene mucho que ver con la gestión de los voluntarios [el comité está compuesto por voluntarios que revisan las solicitudes y ayudan en la aprobación y el diseño]. Hay mucho papeleo. Muchas reuniones. Nos reunimos dos veces a la semana.

Leo mucho y hablo con mucha gente. Recientemente hablé con un lingüista de gestos para aprender cómo las personas usan sus manos en diferentes culturas. ¿Cómo crear mejores emojis de gestos con las manos? Si la imagen no es buena o no es clara, es un factor crucial. Estoy constantemente investigando y consultando con diferentes expertos. Hablo por teléfono con un jardín botánico sobre flores, o con un experto en ballenas para acertar con el emoji de ballena, o con un cirujano cardiovascular para abordar la anatomía del corazón.

Hay un antiguo ensayo de Beatrice Warde sobre la tipografía en el que se preguntaba si un buen tipo de letra es como una copa de cristal adornada o transparente. Algunos optarían por la adornada porque es muy elegante, y otros preferirían de cristal transparente porque se puede ver y apreciar el vino. Con los emojis, me presto más a la filosofía de la «copa de cristal transparente».

¿Por qué debería importarnos cómo están diseñados nuestros emojis?

Tengo entendido que el 80 % de la comunicación no es verbal. Hay paralelismos en cómo nos comunicamos. Enviamos mensajes de texto de la misma manera de la que hablamos. Es algo informal, relajado. Hacemos pausas para tomar un respiro. Los emojis se comparten con las palabras.

Cuando aparecieron los emojis, teníamos la idea equivocada de que estaban arruinando el lenguaje. Aprender un nuevo idioma es realmente difícil y los emojis son como una nueva lengua. Siguen la forma en la que ya nos comunicamos. Evoluciona a medida que evolucionamos nosotros. La manera en la que nos comunicamos y nos presentamos cambia, al igual que nosotros mismos. Podemos mirar los casi 3.000 emojis y [su interpretación] cambia en función de la edad, género o área geográfica. Cuando hablamos con alguien y hacemos contacto visual, cambiamos nuestro lenguaje corporal y eso es un contagio emocional. Así se genera empatía y conexión. Permite revelar eso sobre nosotros mismos. Los emojis pueden hacer eso, todo en una imagen.

La última versión de los emojis, la primera bajo su mandato, incluye una cara medio oculta por unas nubes. Puede representar a alguien que está lidiando con la niebla mental, o fumando marihuana, o a alguien mortificado. O no hemos descubierto otra explicación, ¡o también hay otra comprensión cultural al respecto! Es totalmente diferente del emoji básico de caritas sonrientes, por ejemplo. ¿Qué opina sobre la creación de los emojis con varias capas de significado?

Internet está lleno de metáforas y nos apoyamos mucho en ellas. Por ejemplo, si digo: «Estoy atacada». Eso significa que he visto algo que me ha impresionado mucho. No me están atacando de verdad. Pero se transmite ese sentimiento y la otra persona lo entiende. La cara al revés, es un sentimiento. Es una onda. Si la vemos junto a una serie de palabras, sabemos que a una persona se le ha ido un poco la cabeza o está indicando sarcasmo. Es flexible según el contexto.

Los conceptos abstractos son relevantes a nivel mundial. Queremos que los emojis sean útiles, populares y flexibles. Y los usos múltiples es de lo primero que se me ocurre en ese sentido.

Usted ha sido fundamental para ayudar a introducir los emojis no binarios o sin género. Por ejemplo, un cuerpo de embarazada no es necesariamente «femenino» y la ropa de un bebé no es ni azul ni rosa. ¿Cómo responde a las personas que creen que los emojis no deberían ser políticos?

A ver, incluso hace unos años, ¿cuántas personas usaban la palabra «elle» para referirse a una persona? Es algo que ha cambiado rápidamente. Las imágenes no son apolíticas de ninguna manera. Son políticas. Como por ejemplo los símbolos del baño. ¿Por qué una mujer lleva falda? Lo entiendo, es taquigrafía. Pero, ¿es algo político usar ese personaje, o es político aceptar algo solo porque esa es la forma en la que fue diseñado?

¿Qué objetivos quiere alcanzar como presidenta?

Trabajo para crear una estructura y un proceso que continúe, conmigo o sin mí.

Uno de mis objetivos es asegurarme de que los emojis sean conceptos relevantes a nivel mundial. Tienen que relacionarse con todos en el mundo. Eso no quiere decir que globalmente relevante signifique que un emoji represente lo mismo en todo el mundo. Los gestos con las manos pueden significar diferentes cosas, por ejemplo. Pero tenemos que conocer la historia. La cuerda es un buen ejemplo. Se convirtió en un emoji de linchamiento. Tenemos que anticiparnos a eso. La historia es completamente inevitable en el diseño. Al final creamos un emoji de nudo. Tiene el mismo significado, pero el diseño es diferente. Esa es mi principal prioridad.

Cuando enviamos un mensaje de texto con letras de nuestro teclado, esperamos que el destinatario vea esas letras en el suyo. Con los emojis, todavía no hemos llegado a ese punto. Durante los últimos dos o tres años, hemos intentado nivelar a todos para asegurarnos de que las imágenes sean iguales. Como con una imagen de una muleta, ¿podemos ponernos de acuerdo en los detalles significativos? ¿El color, el ángulo, el tipo?

Y tercero, queremos reconciliar la naturaleza rápida y transitoria de la comunicación con un proceso formal para que las personas presenten solicitudes para mostrarnos sus emojis. Los emojis son imparables, igual que el lenguaje. Se pueden mezclar distintos emojis para crear cosas increíbles sin palabras. Internet está optimizado para compartir imágenes de gatos y recortes de noticias y música, pero ¿cómo podemos optimizar internet para compartir los emojis para que todos los vean y usen?

La gente tiene que presentar una solicitud para que sus sugerencias de emojis sean consideradas y aprobadas. ¿Cómo espera no solo conseguir diversos solicitantes, sino también lanzar diversos emojis?

Esto es importante para mí. Publicamos nuestros documentos de estrategia cada trimestre para ver las reacciones. Así es como pensamos en la representación, en la direccionalidad. Espero que eso desmitifique el proceso, y también es útil saber por qué se sugieren o crean algunos emojis. Espero que el hecho de compartir esto signifique que no hay que estar de acuerdo con cómo o por qué se hizo un emoji, pero se puede saber por qué alguien no está de acuerdo o considerar otra manera de pensar en ello. Tenemos que hacerlo de manera integral en vez de simplemente agregar un ornitorrinco o un pterodáctilo.

Se necesitan dos años para hacer un emoji de principio a fin. Y en esos dos años, se toman muchas decisiones. Llegan los comentarios de la gente todo el tiempo. Para mí, lo más útil es compartir estos documentos con antelación y frecuencia.

Unicode fue realmente efectivo a la hora de identificar un problema que existía. Pero de alguna manera, la parte de la accesibilidad se ha quedado rezagada. A menudo, no hay una etiqueta alt [para describir el emoji a través del audio]. E incluso si existe, es posible que no explique lo que pasa. Como durante la era de Trump, una rana significaba algo diferente al animal [Pepe the Frog, o el meme de la rana triste, evolucionó de personaje de dibujos animados inocuo a un símbolo de la derecha alternativa, y los supremacistas blancos lo utilizan mucho en los foros como 4chan y Reddit para promover tropos antisemitas y racistas]. Si el audio dice «¡Rana!» no se entiende la idea del sentimiento. Seguramente hay una forma de comprender que se trata de un emoji y hacer referencia a eso de nuevo con el meme o explicar el significado secundario. Eso requiere un equipo o estándar de accesibilidad de memes mucho más específico. Es genial que internet se esté volviendo más accesible con subtítulos, pero hay mucho que mejorar. Emoji podría mejor en eso.

Tengo que preguntarle cuál es su emoji favorito o el que más utiliza.

Como teletrabajamos mucho, suelo usar bastante los emojis de algún instrumento musical. Si alguien me envía un error en forma de un bicho, le enviaré un emoji de oruga más un saxofón, como si estuviera arreglando el error o el bicho; el bicho está cantando y tocando música. ¡Incluso una mariposa con un violín! Lo personalizo para cualquier instrumento que creo que puedan tocar.

También utilizo mucho la cara de exhalación profunda. Probablemente sea una señal de algo.

www.000webhost.com